Vestir estilo Hippie Chic
La moda de los años 60 y 70 está arrasando y es una de las tendencias más importantes de los últimos meses, además de que se mantendrá y seguirá siendo un referente el próximo año. Muchas celebrities se han apuntado al estilo hippie chic, un estilo en el que esos años se muestran a la perfección tanto en prendas como en complementos.

Toma nota de las claves del estilo hippie chic para que, si te gusta, puedas llevarlo a la perfección:

– Faldas: Tanto largas como cortas y algo desteñidas son básicas, especialmente si eres alta y si son a la cadera. Sirven tanto para verano como para invierno, lo único que cambia es el tejido para que se adapte a cada época del año. Si eres bajita combínalas con tacones altos para poder estilizar mucho más tu figura.

– Vestidos: También sirven tanto largos como cortos y como mejor te quedarán son con algún estampado, especialmente si es de rayas o flores. Puedes llevarlos como túnica o también poniéndote algún cinturón para marcar más tus curvas.
Vestir estilo Hippie Chic
– Vaqueros: El jean se lleva en este estilo en cualquier prenda y en cualquier color aunque predominan los azules y grises, especialmente si están desgastados. Pantalones clásicos, pitillos, faldas, chalecos, cazadoras, shorts… cualquiera de esas prendas te dará un look fantástico, especialmente si las combinas con una blusa o camisa blanca que tenga un estilo hippie.

– Camisetas o blusas: Lo estampado se lleva muchísimo en estas prendas y en diferentes colores. Lo ideal es que sean prendas anchas y si estás delgada puedes fijarlas con un cinturón para darle más forma a tu figura.

– Calzado: En esta categoría en realidad te tienes que adaptar a lo que haya en cada temporada. Por ejemplo, en invierno te quedarán genial unas botas de cowboy o con flecos, mientras que en verano triunfarás con unas sandalias tanto caladas como cerradas. Los flecos son un detalle muy importante para cualquier calzado.

– Complementos: Aquí la cosa está clara y han de ser grandes y coloridos, muy llamativos como grandes pulseras de madera, collares largos, anillos, aros, pulseras de colores… y por supuesto las gafas de sol, que también han de ser grandes.