Vestidos de novia de colores
Cuando uno piensa en una novia el día de su boda lo primero que le viene a la mente es un vestido blanco y una novia radiante, y es que es el color por excelencia para un día tan importante. Sin embargo, cada vez se pueden ver más colores y hoy en día ya no resulta nada extraño ver a una novia de rojo, azul o cualquier otro color (yo misma me casé de rosa).

Aunque los vestidos de novia de colores se han puesto de moda hace poco, lo cierto es que hace unos 200 años muchas novias no vestían de blanco sino que preferían otros colores como el gris o el lavanda, colores muy suaves y que nada tienen que ver con los fuertes que se pueden llevar ahora. Toma nota de estos consejos para vestir de colores en tu boda:

– Vestido rojo: Sin duda es un color que nos queda genial y nos da un toque de sensualidad espectacular, especialmente si es un vestido. Hay países en los que es el color tradicional para las bodas ya que representa la prosperidad y, como en China, la buena suerte.

– Vestido negro: Es posible que resulte lo más chocante ya que contrasta totalmente con el blanco al que estamos acostumbradas, pero lo cierto es que es un color muy elegante que puedes combinar con tonos dorados o plateados y estarás genial.

– Vestido azul: La tradición manda que hay que llevar “algo azul” para tener suerte durante el matrimonio, así que qué mejor que sea el propio vestido. La tonalidad klein es uno de los colores que más se lleva actualmente y podrás combinarlo fácilmente con todos los complementos.

– Vestido blanco: Si quieres llevar un toque de color pero sin dejar de lado el clásico blanco, lo mejor que puedes hacer es elegir los complementos en colores intensos como el rojo, el naranja, el azul o cualquier otro que te quedará ideal en chaquetas, zapatos, cinturones, tocados y demás accesorios.

– Vestidos verdes, cremas, grises o morados te quedarán también genial y son muy fáciles de combinar. Además, en tonalidades claras que irán muy bien en cualquier época del año.