Trucos para evitar la alergia a los pendientes
Los accesorios como los anillos, los relojes, las pulseras o los pendientes son complementos imprescindibles en cualquier joyero. Gracias a cualquiera de estas piezas podemos aportar un toque exclusivo a nuestro look. Sin embargo, son muchas las mujeres que tienen alergia a este tipo de accesorios y no pueden utilizar muchas de estas joyas.

Este tipo de alergia está producida por algunos metales, en especial el níquel, que está presente en gran parte de estos accesorios. Muchas mujeres piensan que este problema tiene su origen en los accesorios fabricados con materiales de poca calidad, por eso suelen tener más confianza en los productos de alta gama y más caros.

Aunque esto no es del todo cierto, puesto que también existen otros materiales como el cobalto o el vitlaio que se utilizan para fabricar algunos tipos de plata y de oro blanco. Es decir que si sueles tener alergia a determinados accesorios de joyería, conviene asegurarte antes de realizar cualquier compra de que la pieza en cuestión no te provocará esos molestos síntomas.

La mayoría de las alergias suelen estar relacionadas con los pendientes, para evitar esto, aquí van algunos consejos que necesitas saber. En primer lugar, en cuanto tengas esa desagradable sensación de picor o irritación quítatelos inmediatamente, y por supuesto evita la bisutería, ya que también hay accesorios con certificado antialérgico y con diseños muy elegantes y atractivos.

Recuerda que en tiendas especializadas encontrarás mejores productos y de mayor confianza. Aunque si quieres darte un capricho y comprar unos pendientes que crees que pueden darte alergia, puedes probar a pintar la zona que está en contacto con tu oreja con esmalte de uñas transparente, que actuará como aislante. En cualquier caso, si eres una persona muy sensible a estas molestias, puede que no de resultado, así que mejor pruébalo durante una hora a ver qué pasa.