Sandalias de cuero
Uno de los calzados más cómodos que hay son las sandalias, ideales para llevar durante la primavera y el verano pero que también se pueden ver en los meses más fríos del año, especialmente en aquellos lugares en los que hace buen tiempo casi siempre. Durante todo este verano te hemos contado un montón de cosas sobre las sandalias, cuáles son las tendencias y qué modelos y diseños se llevan más.

Hoy me gustaría centrarme en las sandalias de cuero, un calzado minimalista y comodísimo que puedes encontrar en un montón de firmas y por diferentes precios, aunque las mejores siempre son algo más caras, pero sin duda merece la pena la inversión. Son también muy flexibles y se adaptan rápidamente a tu pie, así que no notarás que llevas un calzado nuevo y no tendrás que pasar por esa fase de adaptación que siempre requieren nuestros pies.

Son sandalias planas y muy finas que están hechas en cuero, casi siempre de alta calidad, y que llevan correas en el tobillo, al estilo de las sandalias romanas, aunque también las hay más sencillas y sin correas. También hay muchos diseños que tienen algún accesorio como piedras incrustadas y que son ideales para el verano. En cuanto a los colores, las clásicas son en marrón pero también te quedarán muy bien en negro o en tonos beige.

Son muy fáciles de combinar y puedes conseguir diferentes estilos dependiendo del modelo de sandalia que elijas, aunque como mejor te quedarán serán con unos shorts o falda vaquera, añade una blusa veraniega y conseguirás un look ideal para cualquier día. Si necesitas algo más formal, también puedes encontrar diseños varios para combinarlos con prendas más ejecutivas o de fiesta.