Plumíferos, la tendencia del invierno