Organiza tu armario por categorías
Los armarios pueden llegar a convertirse en un terreno peligroso en el que es muy difícil manejarse, ya que hay un montón de ropa que en realidad no te pones nunca y otra que solamente es para el trabajo o para salir a dar una vuelta. Yo hace tiempo que decidí organizar mi armario como si de un archivador se tratase y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado. Toma nota de estos consejos para que puedas hacerlo tú también y no solo tengas tu ropa más organizada sino que el espacio te cunda mucho más:

– Pon en un lugar aparte toda la ropa que sabes que no te vas a poner en un tiempo, como puede ser toda aquella que te compras para cuando bajes un par de kilitos, la que tienes para cuando te inviten a una megafiesta o aquella que llega a tu armario en un arrebato de modernidad y que es probable que nunca te pongas. Todo esto, de ello, puede estar en un altillo ya que ocupará un espacio muy necesario en tu armario.

– En otro apartado puedes poner la ropa que te gusta mucho pero que hay que tener cuidado ya que con un uso continuado puede ceder, desteñir, desgastarse o que le salgan pelotillas. De esta manera tendrás más controlado cuál te puedes poner y cuál no y así utilizarlas menos.

– Separa la ropa del trabajo de la que sueles utilizar cuando sales a tomar una copa o a dar una vuelta los fines de semana.

– Una zona muy especial de tu armario será aquella en la que tengas las prendas básicas que puedes combinar con muchísimas cosas y que te las pondrás un montón de veces. Será un lugar muy importante ya que ahí suelen acabar siempre esas prendas para las que no encuentras repuesto y que llega un momento en el que parece que no tienes dinero para comprarte nada más y vas como una pordiosera.

Organiza tu armario por categorías
– Muy importante también tener controladas las prendas que te hacen fantástica o que te dan suerte, como aquel pantalón que te hace un culo de infarto, un vestido con el que siempre ligas o aquella camisa con la que siempre consigues trabajo.

– En una esquina suelo tener alguna prenda que me regalaron pero que no me gustan, así que están lejos pero aprovecho para ponérmelas cuando quedo con esa persona o cuando viene a casa.

– Actualmente es muy importante reservar un espacio para la ropa que deja de ser tendencia, ya que tarde o temprano volverá a serlo. La de prendas que todas estamos aprovechando ahora de nuestras madres, muy sentimentales ellas, gracias a que no las tiraron en su juventud y ahora están de moda. Haz tú lo mismo, aunque tampoco es plan de tenerlas durante 30 años en el armario.