Looks para ir a trabajar
¿Cansada de lucir siempre el mismo estilo en tu día a día? ¿Estás buscando un nuevo look para tu rutina diaria, pero no sabes cómo conseguirlo? En ese caso, será mejor que tomes buena nota de las propuestas de estilo que te invitamos a lucir a continuación, con las que te convertirás en la mejor vestida de tu oficina.

Si estás buscando un look al más puro estilo de ejecutiva agresiva, nada mejor que optar por una falda lápiz, combinada con una elegante blusa con volantes y unos salones o unos zapatos peep toes, sin olvidar por supuesto tu inseparable y elegante blazer. Mientras que si quieres un estilo más urbano e informal, para esos días en los que no nos apetece ir muy elegantes, nada mejor que unos jeans con formas rectas o unos discretos pantalones de tipo corsario, para cuando llegue el buen tiempo. Unas cómodas sandalias romanas o unas parisinas, y podrás sobrevivir a una intensa jornada de trabajo diario.

Looks para ir a trabajar
El clásico vestido negro en invierno o con estampado floral en primavera, con una cazadora de cuero o denim, son otras propuestas también muy recomendables. Y si quieres aprovechar tus shorts para lucirlos también en la oficina, pero sin caer en el exceso con un look demasiado provocativo, nada mejor que completar tu estilismo con unos prácticos leggins.

Utiliza todas esas prendas de tu fondo de armario, que únicamente te atreves a lucir los fines de semana o en las ocasiones más especiales, también en tus looks de diarios. Pero recuerda apostar sobre todo por la discreción y la elegancia, si no quieres convertirte en la comidilla de toda la oficina. Tacones de tacón medio, faldas y vestidos no demasiado cortos y prendas cómodas, serán la elección más correcta.