Escotes para gorditas
Tener un cuerpo con las medidas consideradas perfectas es algo que no todas las mujeres podemos conseguir, pero el hecho de tener unos kilitos de más o ser gordita no tiene por qué significar que no puedas ir a la moda y seguir todas las tendencias. Siendo gordita tendrás que seguir siempre unas cuantas normas de moda para poder sacarle el máximo partido a tu cuerpo y saber qué formas, tejidos y diseños te favorecen para que los kilos se disimulen en lugar de potenciarse.

Entre los muchos consejos que te venimos dando en esta web siempre hemos dado algunos para gorditas, al igual que en el caso de hoy, que me centraré en los escotes para gorditas y cómo elegir el perfecto teniendo en cuenta la forma de tu cuerpo y en dónde están alojados esos kilos de más. Toma nota:

– Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes hacer una buena inversión en un sujetador ya que será la clave para que los escotes luzcan lo mejor posible. Elige uno que sea exactamente tu talla y opta por tejidos cómodos y que sean transpirables para que no notes ninguna molestia.

– Si tienes las caderas anchas debes desviar la atención a otra parte del cuerpo, así que ponte blusas, camisetas o jerseys que sean de colores vivos, tan de moda este verano, y que tengan escotes pronunciados. Añade algún accesorio bonito y estarás perfecta, aunque ten en cuenta que se trata de resaltar esa zona y no de sobrecargarla, así que no te pongas demasiados complementos ni alguno que sea demasiado “escandaloso”. Un escote en U es la mejor opción para este objetivo.

– Si además de cadera ancha tienes mucho pecho, tu mejor opción es el cuello alter, que es el que se abrocha en la parte posterior del cuello. Ideal si además tiene el escote en forma de corazón ya que te ayudará a disimular el tamaño del pecho. Si no quieres enseñar demasiado los brazos puedes acompañar la prenda con un chal o una chaqueta 3/4.

– El escote francés o cuadrado es una gran opción si quieres que la parte de arriba de tu cuerpo se lleve toda la atención. Ideal con vestidos de corte imperio y que puedes darle una bonita forma a la cintura si te pones un cinturón.

– Si tienes la espalda ancha debes desviar la atención de esa zona y buscar escotes que no potencien ese defectillo. Un escote en V puede ser la mejor opción pero utilízalo en prendas discretas, dejando los estampados y colores llamativos para las partes de abajo. Si tienes mucho pecho utiliza un escote que no sea muy profundo, con un cuello V alto y curvo que tenga las tiras altas para que el pecho se aguante mejor.