Consejos para elegir la talla del sujetador
Las prendas que conforman tu ropa interior son probablemente las más importantes que te pongas, especialmente el sujetador, ya que dependiendo de cómo sea y de cómo te siente, el resto de las prendas te quedarán mejor o peor, resaltando tu figura si consigues elegir la adecuada. Para elegir un sujetador debes tener varios factores en cuenta, especialmente dar con la talla exacta, así que te daré unos cuantos consejitos para que consigas elegir la talla perfecta de sujetador:

– Es muy importante comprobar el tamaño de la banda de la espalda, la cual debe estar lo suficientemente ajustada para que el sujetador siga siendo un apoyo perfecto sin que los tirantes sobrecarguen los hombros y te molesten. Un truco perfecto para saber si es el tamaño ideal es poner el puño entre el sujetador y la espalda. Si lo puedes meter es el tamaño justo, pero que no te apriete mucho ni que tampoco lo puedas meter holgadamente.

– Lo ideal es que lo abroches en el primer enganche y que si lo pones en el último te quede muy apretado.

– Si el tamaño de la banda es holgado prueba con una talla de banda más pequeña sin bajar la talla de sujetador. Es lo mismo que si te queda perfecta pero necesitas una copa más grande, así que lo cambiarías y seguirías con la misma letra. Si notas que aún poniendo el primer enganche te queda apretada es mejor que elijas una superior para que no te apriete.

– El tamaño de la copa también es muy importante. El tamaño ideal es aquella en la que puedes meter el pecho por completo sin que se arrugue esa parte del sujetador, además de que no debe sobresalir el pecho por ningún lado, incluyendo la parte superior o inferior. Nunca lleves una copa más grande o más pequeña, elige siempre la perfecta para tu pecho.

– Si es un sujetador con aros, asegúrate de que se cierra todo el pecho y de que te queda bien pegado a la caja torácita.