Cómo vestirte para una boda de noche
Siempre que nos invitan a una boda empezamos a volvernos locas con lo que vamos a llevar, qué tiempo hará, si iremos de corto o largo y un montón de cosas más. En resumen, la famosa frase “¿qué me pongo?” empieza a rondar más que nunca nuestra cabeza. Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir el modelito para una boda es saber si será de día o de noche ya que esto es determinante para poder elegir el adecuado.

También hay que tener en cuenta si hay algún protocolo de vestuario que marquen los novios y hacer caso a los que ya hay establecidos para este tipo de eventos. Hoy me centraré en las bodas de noche y en lo que puedes ponerte para acudir a alguna, así que toma nota… ¡y espero ser de ayuda!:

– Algunas de las reglas de protocolo más conocidas son, por ejemplo, que las pamelas solo se pueden llevar en bodas de día pero los tocados puedes llevarlos tanto de día como de noche o que los vestidos largos son solo para las bodas de noche. Las medias oscuras solo las puedes llevar si la boda es de noche y en época invernal.
Cómo vestirte para una boda de noche
– Fíjate en las tendencias de moda de este año para elegir el color que más se lleve y elegir un vestido largo para poder ir perfecta para la ocasión. Hay muchos escotes de moda así que eso dependerá de tu gusto. Elige complementos sencillos y discretos, y como bolso lleva un clutch ya que es el complemento ideal para conseguir un look nocturno perfecto. De hecho, es el bolso para bodas por excelencia.

– Los colores claros también se pueden llevar por la noche pero nunca el blanco ya que únicamente la novia puede llevarlo. Si eliges colores nude, rosados o beiges compleméntalos con algún detalle en dorado, y si alguna de las prendas lleva pedrería te quedará genial, especialmente si es en la parte superior. Puedes elegir un clucht dorado y con algún detalle en brocado para completar el look.

– Si la boda es en verano apuesta por un modelito en color block, arrasan desde la pasada temporada y lo harán también en esta y en el próximo verano, así que es una apuesta segura en cualquier época del año. Decántate por un naranja intenso o un rojo fuerte, colores muy llamativos y con los que estarás espectacular, especialmente si es un vestido largo. Actualmente es la elección más original que puedes hacer, mejor incluso que el clásico negro que siempre es una apuesta de confianza.

– Si te gustan los estampados elige alguno de los que estén más de moda en esa temporada, como los floreados en primavera-verano o el animal print en otoño-invierno. No te olvides de complementarlo con accesorios que vayan a juego pero no lleves más de dos piezas en el mismo estampado para no estar muy recargada.