Chándal y tacones, la apuesta de la temporada