Cómo debe vestir la madrina de boda
Las dos mujeres más importantes en una boda siempre han sido la novia y la madrina, a no ser que la boda sea entre dos mujeres claro está. Si es una boda en la que únicamente hay una novia, la madrina se convierte también en protagonista, además de haber sido la mano derecha de la novia durante los últimos meses para ayudarla a preparar todos los detalles de la boda para que todo estuviera perfecto cuando llegara el día.

Por todo lo anterior, es muy importante que la madrina vaya también perfecta, así que si vas a tener ese papel tan importante en una boda te daré unos consejos para que sepas cómo elegir el vestuario para estar perfecta:

– En primer lugar, debes tener muy presente que la gran protagonista del día es la novia, así que nunca deberás eclipsarla. Si su vestido es sencillo el tuyo deberá serlo también, y si es más elaborado el tuyo también podrá serlo.

– El vestido de la madrina nunca debe ser blanco y si es posible deberá evitar colores claros como el hueso, crema o beige.

– Si la boda es por la iglesia podrás llevar una mantilla, la cual debes combinar con un traje que sea de una pieza y que tenga manga larga o francesa.

– Si la boda es por la mañana el largo será por debajo de las rodillas, y si es de tarde o noche tendrá que ser de largo.

– Debes preguntarle a la madre del otro contrayente qué color llevará en su ropa para no llevar el mismo, aunque siendo tú la madrina se supone que tienes preferencia al elegir.

– La clave está en saber combinar la elegancia con la discreción, saber ser protagonista en un día tan especial pero a la vez estar en un segundo plano para no quitarle protagonismo a la novia.