Los bolsos de latón han venido para quedarse