Zapatos de fiesta
¿Tienes un evento social de cierta importancia y no sabes cuál es el calzado más adecuado? Muchas veces lo que a simple vista parece más fácil es en realidad una de las tareas que más quebraderos de cabeza nos dan, y esta puede ser una de esas clásicas situaciones. Las normas de estilo básicas nos recuerdan que debemos combinar siempre nuestro calzado con otros accesorios y complementos como pueden ser el bolso y el cinturón.

En este sentido, hay que tener muy en cuenta que los colores deben ser parecidos, en otras palabras, conviene evitar lucir unos zapatos blancos, un bolso rojo y un cinturón con un estampado a rayas. Asimismo, también hay que prestar especial atención a nuestras prendas, lo que significa que si optamos por un vestuario de estilo clásico y sobrio, una buena idea puede ser apostar por un toque original y colorista en nuestros pies. Mientras que si por el contrario tienes pensado lucir un conjunto llamativo y con un estampado muy innovador, lo más correcto desde el punto de vista estético será combinar tus prendas de ropa con unos complementos más discretos, o sino el look final puede ser un tanto excéntrico.

Zapatos de fiesta
Pero volviendo al tema de los zapatos de fiesta, una idea interesante es atreverse con modelos un tanto arriesgados con una nota de color importante y un diseño llamativo. En cuanto a la altura del tacón, eres totalmente libre para escoger el modelo que más te guste, aunque todas sabemos que nada lucir mejor y estiliza nuestra espléndida figura que unos tacones altos. Mi consejo a la hora de escoger zapatos para una fiesta es apostar por los colores de la temporada, y esta primavera-verano no pueden faltar los tonos ácidos, los detalles ornamentales y los materiales brillantes. Los peep toes, esos que tienen la punta abierta, son otra de las apuestas más importantes de la temporada, además aportan un estilo muy elegante y exquisito, por lo que se presentan como una de las apuestas más acertadas para una fiesta o cualquier evento de características similares.