Vestidos para una fiesta de graduación
La elección del vestido para un evento social como una fiesta o un acto de graduación es siempre una tarea difícil que hace que nos probemos cientos y cientos de modelos. Esto sucede en la mayoría de los casos porque no tenemos una idea exacta de lo que queremos llevar y de lo que más nos favorece.

En primer lugar hay que tener en cuenta que no todos los vestidos son iguales y adecuados todas las ocasiones, existen distintos modelos pensados por ejemplo para una boda, una comunión o bautizo, o un acto de graduación.

Antes de nada, piensa en el tipo de evento que es y el estilo que estás buscando, además del horario en el que se celebra la fiesta e incluso otros factores como el tipo de actividades que se van a celebrar, es decir si habrá una cena, un cóctel o es un aniversario un poco más informal.

Si se trata de un acto de graduación o de unas características similares, lo mejor es apostar por un vestido a la altura de la rodilla, de tipo cóctel. En cuanto a los colores el protagonista de este tipo de eventos es el negro, especialmente si es una fiesta de noche. El color más clásico con el que seguro que aciertas.

Aunque si la fiesta se celebra por la tarde puedes apostar por unas tonalidades diferentes como el dorado o el rojo. Este último es una alternativa un poco más arriesgada ya que casi siempre acapara el centro de las miradas.

Los trajes de dos piezas también pueden ser una alternativa si no quieres lucir un vestido. Aunque este estilismo se aleja un poco de los clásicos diseños femeninos, es una apuesta innovadora y original que puede funcionar.

El traje de pantalón y chaqueta, además de cómodo, puede resaltar tu figura y darte un estilo moderno y sofisticado. Si eliges este traje, las líneas rectas y el negro quedarán perfectos, combinados con algún llamativo detalle de color en tu blusa por ejemplo, y por supuesto unos taconazos de vértigo.