Vestidos con escote en la espalda
Los escotes son una característica que en muchísimas ocasiones se lleva todo el protagonismo en una prenda, consiguiendo que la luzcas mucho mejor y dejando al descubierto las partes del cuerpo que más protagonismo quieres que reciban. El tipo de escote que te traigo hoy es el de la espalda, que puede ser de múltiples maneras y que puedes combinarlo también con muchos complementos. Toma nota de un par de consejitos sobre los escotes en la espalda para que puedas analizar si realmente quieres o no uno:

– Los vestidos que tienen el escote en la espalda anulan la necesidad de llevar joyas en el cuello, ya que además te dan una sensualidad extra donde generalmente nadie la espera, que es en la parte posterior de tu vestuario.

– Es muy importante también saber que para elegir la lencería para un vestido escotado en la parte trasera tienes que tomarte tu tiempo ya que no es algo que puedas hacer rápido. Si eliges cualquier sujetador echarás al traste el look ya que parecerá que te da igual cómo te quede el vestido.

– Lo ideal es que el vestido tenga integrado un par de copas ya que eso te permitirá poder ir sin sujetador a no ser que tengas un pecho muy grande, en cuyo caso no te recomiendo este estilo de vestido a no ser que encuentres un sujetador elástico que no se vea por detrás de lo transparentes que serán sus tiras. Otra cosa que puedes hacer si el vestido no tiene copas es cosérselas tú misma, es muy sencillo y te sacará de un apuro, además de que podrás ponerlas a la altura que desees y que mejor te vayan según tu pecho.

– Como complemento, los pendientes largos son los que mejor le van a estos vestidos, ya que terminan donde casi empieza el escote. Si no eres muy alta opta por pendientes pequeños.

– En cuanto al pelo, recogido te dará un look más elegante y glamuroso, aunque si tienes una melena bonita podrás llevarlo suelto que te quedará genial igualmente.