Trucos para que no destiña la ropa en la lavadora
Abres la lavadora con la mejor de tus sonrisas, quieres tener tu vestido impecable para la gala de mañana, pero has cometido un gran error, uno de esos que no se olvidan fácilmente, se te ha colado una camiseta de color en el mismo lavado y ha desteñido. Tu vestido ahora ya no te sirve. En efecto, uno de los mayores problemas que puedes tener al lavar es que la ropa se destiña. Si lo previenes, te librarás de varios disgustos y tener que quitar las manchas con productos que son muy agresivos para los tejidos.

Lo cierto es que se pueden dar situaciones bastantes comprometidas y difíciles de justificar con tu pareja si le destrozas alguna de sus prendas favoritas. ¡No te pierdas el video!

Para evitar que te pasen esas desgracias, revisa la ropa antes de lavarla. Por lo general, la ropa de color suele desteñirse en la primera lavada, especialmente si no es de muy buena calidad. Revisa detenidamente las prendas de colores brillantes como el azul, verde o rojo intenso, ya que esas tienen más tinte y por lo tanto son más propensas a desteñirse.

Separa la ropa por grupos. Es decir, lava por grupos separados las prendas de color blanco, claro, oscuro, pastel, brillante y las toallas. De esta manera, si una prenda se destiñe, no manchará a las demás. Tan sencillo como eso.

Otra recomendación es evitar la fricción. Cuando las fibras hacen fricción, se forman roturas microscópicas las cuales liberan tinte atrapado dentro de las fibras. Esta es una de las razones por las que la ropa se decolora con el tiempo, especialmente la de algodón. Reduce la fricción lavando las prendas pesadas (como los vaqueros) juntas en un grupo y asegúrate de cerrar las cremalleras y abrochar los ganchos.

Por último nunca está de más probar la resistencia del color. Para ello, sumerge la prenda en agua con jabón durante media hora. Si el agua se tiñe, sabrás que el tinte se desprende y deberás tener más cuidado con esa prenda.