Tom Ford regresa al mundo de la moda
Tras haber conseguido ser uno de los mejores diseñadores de moda masculina y después de seis largos años de descanso donde mostró su faceta como director de cine, Tom Ford ha regresado al mundo de los tejidos y de las pasarelas. Además, con la novedad de que, por primera vez, el polifacético diseñador se atreve con la moda femenina con una colección para la próxima temporada primavera-verano. Ford ha empleado todo lo aprendido en sus anteriores colecciones en firmas como Yves Saint Laurent o Gucci para crear este nuevo proyecto, dotado del característico glamour tan característico en sus diseños.

El estadounidense no estará sólo en esta aventura, ya que ha contado con la ayuda de Carolina Tixier, creativa de Givenchy, y de Pablo Coppola, exdiseñador de complementos de Alexander McQueen. Se trata de una colección caracterizada por el glamour y la sofisticación. Está inspirada en los años setenta, en la época más discotequera, basada sobre todo en Studio 54. Piezas sensuales en las que vemos lentejuelas, brillos, exuberantes escotes, lazos y muchos flecos. Destacar también el animal print, que sigue pegando fuerte, y el estilo masculino, con traje y sombrero incluído.

Los diseños fueron presentados en un desfile de lo más vip, ya que solamente cien afortunados pudieron ver de cerca las sofisticadas prendas, en el que además pudimos ver a varias celebrities desfilando para apoyar a su querido amigo. El centro de todas las miradas fue Beyoncé, que sorprendió a todos los presentes con la melena a lo afro, propia de la época disco, y con un vestido de lo más sexy. El toque de elegancia lo puso la guapísima actriz Lauren Hutton, estrella de los años setenta, que lució mejor que nadie un traje chaqueta de la colección en color blanco. Ahora a esperar a ver las nuevas propuestas en la alfombra roja.