¿Tocado o sombrero?
Cuando tenemos que acudir a una boda, comunión o cualquier otro evento de gran importancia, siempre analizamos al máximo nuestro vestuario y complementos para ir totalmente elegantes y adecuadas para la ocasión. En ese sentido, no cabe duda que llevar un complemento en la cabeza es símbolo de elegancia y buen gusto, así que es muy usual ver en muchísimas bodas a gente con tocados o sombreros. Y es en este punto donde puede surgir la duda sobre si elegir un tocado o un sombrero.

La hora del día del acto al que vayas a acudir es muy importante, ya que eso es lo que realmente determina lo que será mejor que te pongas. Hay una regla muy básica que dice que a medida que la hora del día crece, el adorno en la cabeza decrece, esto es, según avanza el día tu adorno deberá ser más pequeño. Siguiendo esta regla veamos los siguientes consejos:

– Hasta el mediodía lo mejor es que optes por un sombrero de ala grande, una pamela o algún complemento por el estilo y que son idóneos para lucir de manera espectacular.

– Si es por la tarde el sombrero ya tiene que ser más pequeño y discreto, como uno de tipo albero o cualquiera de los muchos que hay de moda actualmente.

– Tanto por la mañana como por la tarde tienes la posibilidad de cambiarte el sombrero por un tocado, que puede ser igualmente espectacular y seguir dándote esa elegancia que necesitas.
¿Tocado o sombrero?
– En cuanto a los tocados, durante el día deberá ser vistoso, ligero y con colores vivos. Evita brillantes, cristales, dorados y elementos por el estilo que únicamente podrás ponerlos si es por la noche.

– Los tocados de día pueden ser grandes y tapar ligeramente una parte de la cara, pero por la noche debe ser más pequeño en tamaño pero con elementos mucho más vistosos como los brillantes y lo que comentaba en el punto anterior.

– Para por la noche el auténtico rey es el tocado así que descarta totalmente cualquier sombrero. Puede lucir tan elegante como el vestido pero intenta complementarlos de manera que ambos destaquen por igual y una cosa no le quite importancia a la otra.

Por último, recordarte que el tocado debe permanecer puesto desde que sales de casa hasta que regresas, así que asegúrate bien de que realmente quieres llevarlo ya que la etiqueta y el protocolo impiden que te lo quites, al margen de que forma parte de un peinado que perderás si te lo quitas.