Faldas transparentes
Las faldas transparentes o veladas son algo complicadas de llevar porque dejan demasiada piel al descubierto y tienen un largo complicado. Aún así, no te resistas a lucirlas ya que te daré unos cuantos consejos para que te resulte más fácil y cómodo llevarlas. Puedes elegirlas en tul o gasa si quieres que se intuya tu silueta, o en lino si prefieres un resultado más discreto. Muchos diseños y tejidos a pesar de que su finalidad sea insinuar, que no enseñar.

Durante el día puedes probar a llevarla con una combinación de satén en los mismos tonos y dale sabor urbanita con un top minimalista de cortes depurados más cartera sobria. Por la tarde, sigue las tendencias del momento y apuesta por las de largo interminable y estampado floral, pudiendo ponerte unos shorts ajustados para matizar su efecto translúcido. Resta sofisticación al look con unas romanas anudadas al tobillo.

Si vas a utilizar alguna falda velada para salir por la noche, atrévete con la mezcla más arriesgado: falda transparente & mini XS. Eso sí, mejor si ésta es elástica para que no te aporte volumen extra. Nos encantan combinadas con bodies de bailarina como los presentó Hannah MacGibbon para Chloé. El broche final lo pondrán unos zapatos de corte salón o sandalias con plataforma. Estarás ideal para una noche calurosa en la que vas a ir a algún evento o si simplemente vas a tomarte algo con tus amigas o pareja.

Pero no solo para el día a día o para la noche están genial las faldas transparentes. Puedes meter una sencilla en tu bolsa de la playa, este verano estarán más de moda que los pareos o cualquier otro complemento que suelas llevar.