Faldas a capas
El año pasado se convirtieron en una de las tendencias más fuertes y éste volverán a serlo. Se trata de las faldas a capas, una prenda no solo muy cómoda sino que dan también un look muy alegre, divertido y festivo, aunque esto último depende mucho del diseño. Son muy útiles sobre todo cuando quieres conseguir un look atrevido y llamativo, principalmente porque hay diseños en los que cada capa es de un tejido diferente, así que sin duda irás totalmente original. Si eligieras una de este tipo, nunca la combines con algo estampado o que tenga también diferentes telas.

Si eres muy flaquita y tus piernas y caderas son finas, las faldas a capas son perfectas para darle volumen a tu cuerpo y conseguir que tus caderas parezcan más anchas. Si ya las tienes anchas o estás un poco rellenita te recomiendo que elijas alguna que tenga las capas al final de la falda y que no sean más de tres, ya que así disimularás tu volumen en lugar de potenciarlo. Si eres de muslos anchos es recomendable que no tejidos ajustados ya que parecerá que no puedes caminar y no te sentará bien.

Una de las mejores cosas que tienen las faldas a capas es que te dan un aire mucho más femenino y dinámico, dándole un movimiento único a tus caderas a cada paso que das. Si te pones unos zapatos de tacón muy alto estarás irresistible ya que potenciará aún más tu feminidad y tus piernas lucirán más largas, femeninas y atractivas.

En cuanto al diseño en sí, las faldas a capas pueden ser de un solo color o de muchos, según tus gustos y a donde vayas a ir. Las tienes ideales para la playa en tejidos finos y colores divertidos, mientras que si las quieres para algo más formal como para ir a trabajar puedes optar por diseños más sobrios o discretos.