Estilo años 90
En los últimos días te he contado algunos de los estilos más importantes de cada década ya que se ha puesto muy de moda el ir vestido como en una década en concreto. Después de los 60, los 70 y los 80, llego a los 90, década también en la que la moda cambió muchísimo después de los míticos 80 que fueron una verdadera revolución en este sector.

En los años 90 llegaron muchísimas tendencias que todavía continúan, además de otras que se gestaron en las décadas anteriores y que alcanzaron su mayor éxito en estos años, como la explosión de colores o la libertad creativa a la hora de vestir cualquier cosa que se te pasara por la cabeza. Las grandes modelos llegaron en esta década y el ser “top model” era una de las cosas más fascinantes del mundo.

A continuación te dejo unas cuantas tendencias de los 90 por si quieres recuperar este estilo para tus looks actuales. Toma nota:

Moda casual: Fue sin duda una de las grandes protagonistas, con un estilo urbano que todavía perdura y que arrasó en cualquier lugar. De hecho, aunque los looks casuales sigan siendo muy actuales, cuando es muy muy casual siempre se dice que está inspirado en los 90.

Independencias: Aunque había varias tendencias, el individualismo fue muy importante y no había una regla determinada para cada look, sino que cada cual adaptaba las tendencias a su manera o incluso se ponía lo que le daba la gana sin tener en cuenta ninguna de las tendencias.

Música: La gran herencia que dejaron los 80 sin duda fue la música, tanto en España como en el resto del mundo, lo cual influyó muchísimo en la forma de vestir, especialmente entre los jóvenes. En los 90 las tendencias musicales muy marcadas definían un estilo grunge y otro rapero que sin duda marcó muchísimo el mundo de la moda.

Colores: Tonos muy llamativos que también son tendencia actualmente ya que este verano se han convertido en los grandes protagonistas de la pasarela.

– Por último, decirte que las botas militares fueron el calzado estrella durante esta década, y que en los peinados triunfaba el hecho de llevar el pelo de colores y ponerte mucha laca o gomina para remarcar bien cualquier peinado.