Elegir escote según tu figura
Cuando elegimos una prenda siempre tenemos que tener en cuenta las virtudes y defectos de nuestro cuerpo, ya que por muy bonita que sea, si no va bien con nosotras nos quedará mal y arruinará el resto del look. Lo mismo sucede con los escotes, ya que los hay espectaculares y muchas veces nos guiamos por eso y cuando nos vestimos vemos que realmente no nos queda todo lo bien que nos gustaría. Sigue estos consejitos para saber elegir escote según tu figura:

– Si tienes poco pecho: los lazos que adornan blusas y camisetas y que están tan de moda añaden volumen y evitan el efecto “tabla de planchar”, así que si es lo que deseas puedes decantarte por un top con un lazo gigante al cuello, pero siempre combinando con prendas sobrias como faldas lápiz o pantalones de estilo masculino para que no se vea muy “cantoso” el look completo.

– Si tienes un pecho prominente: en este caso te favorecerá el llevar un vestido con escote en “V” de estilo retro, y de preferencia con manga caída para poder camuflar un poco el volumen del pecho. Elige esta prenda en un color intenso, como el azul, y combínalo siempre con zapatos de tacón alto o sandalias de tiras finas si lo llevas a una ocasión especial. Esta prenda es muy adecuada para ir de fiesta, sólo tienes que añadirle unos complementos grandes, de preferencia en todo dorado.

– Si tienes los hombros estrechos que sepas que esta característica de tu anatomía puede ser una ventaja, así que anímate a potenciarla luciendo amplios escotes pero que dividan tu silueta por la mitad. Esto se consigue con tops o camisetas ceñidas, o semi-ceñidas, con botones u otro elemento que aporte sensación de mayor anchura, si además eeliges esta prenda en un color llamativo potenciarás ese efecto. Ya sea una camiseta o un vestido, llévala con un cinturón ancho, ya que cuanto más estrecha se vea tu cintura más anchos parecerán tus hombros.

– Si tienes los hombros anchos seguro que quieres disimularlos un poquito, así que decántate por un vestido, camisa o top de escote cerrado y con tirantes anchos. Para parecer más estrecha de hombros debes intentar esconder la zona de la clavícula y enseñar los brazos. Elige un color intenso como el rojo y de preferencia corto, para desviar la atención hacia tus piernas en lugar de tu espalda, y prescinde de collares o pendientes largos.