El mejor look para la oficina
Seguro que muchas de vosotras os habéis preguntado alguna vez cuál es el mejor look para ir a trabajar. Ante todo debe ser cómodo y elegante, sin demasiados excesos pero sin que pueda resultar muy sobrio y anticuado. Por supuesto todo depende del trabajo en cuestión, ya que en algunos se exige una mayor corrección en el vestuario, en otros en cambio puedes apostar por un look atrevido o incluso la exigencia de vestir uniforme.

En cualquier caso, en la mayoría de trabajos se exige cumplir un determinado protocolo y unas normas especiales que nos obligan a dar buena imagen, sin que esto quiera decir lucir un estilismo de ejecutiva agresiva. Un consejo importante suele ser apostar por colores sobrios como el negro, el gris o los tonos tierra durante la época invernal, mientras que cuando se acerque la primavera puedes optar por el blanco o incluso por un bonito azul turquesa.

Para dar un toque elegante de color a las aburridas prendas invernales, puedes apostar por unos zapatos de color rojo pasión y con el bolso a juego, mientras que para el resto de tu vestuario te recomiendo que apuestes por la sobriedad de los tonos beige y negro. Cuando se acerca el calor, la elección de las prendas más adecuadas se complica un poco, un vestido de verano con tirantes o unos cómodos shorts pueden ser una puesta un tanto arriesgada, aunque todo depende del modelo de la prenda en cuestión.

Recuerda que las prendas mini, pueden resultar demasiado atrevidas y restar credibilidad a tu imagen seria y profesional, así que si optas por una minifalda será mejor que luzcas poco escote para no llamar demasiado la atención. Otra posibilidad es escoger prendas vaqueras, por ejemplo unos prácticos jeans, con una blusa de vestir y unas sandalias de tacón medio pueden resultar un estilismo muy adecuado, y así cambias un poco tu look diario.