El estilo lolita
La industria de la moda ofrece una gran variedad de posibilidades y estilos muy amplios, para todos los gustos, desde los más extravagantes y atrevidos, hasta los más clásicos y femeninos. Uno de los estilos que también han marcado el cambiante mundo de la moda es el denominado lolita.

Inspirado en la época victoriana está presente en distintas propuestas, algunas mucho más estrambóticas que otras, que han pasado de ser una mera cuestión de tendencia a convertirse en un estilo de vida, que afecta también al maquillaje, al comportamiento e incluso a los hábitos y costumbres de muchas personas.

Su origen procede de la cultura japonesa y mezcla distintas corrientes juveniles hasta llegar a nuestro mercado actual con unas propuestas muy singulares que muy pocas mujeres se atreverían a lucir. Dentro del estilo lolita existen una gran variedad de posibilidades y modelos, aunque uno de los más conocidos es el Gothic Lolita, que más que una cuestión de moda se ha convertido en una definición de nuestra propia personalidad.

La influencia de la época victoriana se observa en cada una de las prendas de estilo lolita, donde los vestidos tienen encajes llamativos y telas generalmente de colores oscuros. Mientras que las lolitas más elegantes prefieren los colores más claros, como el blanco, el rosa, el azul pálido y los estampados victorianos.

Adornos como las puntillas y los lazos son otros de los detalles más habituales en este estilismo. Incluso el maquillaje y los accesorios como pueden ser los bolsos inspirados en la época victoriana, y la fina joyería de plata son otros accesorios que no deben faltar en este look.

Las prendas de este estilo forman parte del estilo de vida de muchas chicas enamoradas de la época victoriana. Aunque son propuestas para un determinado público, en algunas de nuestras prendas también encontramos detalles y adornos de características similares, aptos para cualquier mujer, ya que algunas son propuestas mucho más clásicas y generalistas.