El bolso perfecto para cada cuerpo
Los bolsos, al igual que un vaquero, una chaqueta o una camiseta, deben elegirse teniendo en cuenta otros factores más allá del “me gusta este, me lo compro”. Debes tener en cuenta varios aspectos, principalmente según la forma de tu cuerpo, ya que el mismo bolso le sienta diferente a personas altas, bajas o con más o menos peso. Así que a continuación te dejo unos consejos para elegir el bolso adecuado según tu cuerpo.

– Si tus hombros son de forma redonda, te quedará ideal un bolso de una sola asa y que sea plana, así te evitarás que se te esté cayendo continuamente. Si los tienes con forma cuadrada, elige uno que tenga tiras anchas, no importa la forma ya que se quedarán bien sujetos.

– Si tienes mucho pecho no te conviene usar los bolsos tipo baguette que quedan a la altura de las axilas, mejor decídete por uno que tenga el asa larga y que te llegue hasta la cintura. Si, por el contrario, tienes poco pecho, los bolsos que mejor te sentarán son los de asa corta.

– Si eres de caderas anchas no lleves un bolso largo que te llegue hasta ellas ya que parecerán más grandes, es mejor elegir uno de asa corta. Si las tienes flacas, elige un bolso largo.

– Si eres flaquita, el estilo de bolso que mejor te sienta es uno redondeado o sin forma y en cualquier color fuerte. Si tienes unos kilitos de más, lo mejor son los bolsos rígidos en colores oscuros.

El bolso es el principal complemento que lleva cualquier mujer, así que es muy importane que lo elijas bien para que tu figura se vea realzada y no entorpecida. Un bolso bien llevado puede ser el toque perfecto para estar sensacional, mientras que uno inadecuado puede echar al traste el modelito tan mono que te has comprado.