El abrigo perfecto para cada mujer
Con la llegada del invierno nos vemos obligadas a equiparnos con prendas de abrigo que nos ayuden a protegernos del frío, el viento y la lluvia. Los plumíferos, los abrigos, las bufandas, los guantes, las botas altas y todo tipo de complementos que nos ayuden a estar protegidos de las inclemencias climáticas son nuestros mejores aliados, sin olvidarnos de dar un toque de estilo y modernidad a nuestro look.

Sin embargo, con tantas prendas de ropa no podemos lucir nuestra silueta tanto como en primavera o verano. De hecho en muchas ocasiones, con tantas capas de ropa no conseguimos marcar nuestros puntos fuertes y nos sentimos con mucho volumen, especialmente con los plumíferos, una prenda que a algunas de nosotras no termina por convencernos.

La solución a todo esto es tan fácil como saber escoger el abrigo adecuado en función de la forma de nuestro cuerpo. Si tienes las caderas anchas lo mejor para ti es buscar un abrigo con volumen en la parte superior para así conseguir equilibrio. Te aconsejo que utilices abrigos con detalles en los hombros y con una longitud de tres cuartos.

Para las mujeres con cintura ancha la solución perfecta son los abrigos cortos y de estilo imperio que alargará la parte inferior de tu figura. Los cuellos son un recurso perfecto, ya que centran la mirada en esta parte, y además te ayudan a protegerte todavía más del mal tiempo.

Si eres bajita y delgadita los abrigos ajustados o rectos y de longitud media ayudarán a mantener tus proporciones. Una recomendación especial es que evites el exceso de adornos y accesorios y optes por un sencillo y minimalista diseño.

Mi consejo para las mujeres con mucho pecho es que escojan un modelo con volumen en la mitad inferior del cuerpo, las levitas o los abrigos acampanados son perfectos para disimular este complejo. Como ves hay soluciones para cada tipo de mujer, tan sólo tienes que salir a buscar el abrigo que más te guste y más te favorezca, así darás vida a tu silueta.