Consejos para lucir vestidos camiseros
¿Quién dice que moda, estilo y comodidad no pueden ir juntos? Muchas de las actuales propuestas de esta industria son prendas y complementos de lo más vanguardistas que además nos aportan el confort que necesitamos para hacer frente al día a día.

Una de las propuestas más interesantes es el vestido camisero, es decir un vestido abotonado por delante, y de estilo camisa o polo. Se trata de una prenda de inspiración masculina, así que si escoges un vestido largo, puedes apostar por un sugerente y atrevido escote. O bien al contrario, un vestido camisero cortito con un discreto escote para no caer en el exceso.

Lo mejor de todo es que este tipo de prendas son muy prácticas, ya que se pueden combinar con todo tipo de estilos y lucirlos de múltiples formas. Una buena idea es apostar por unas medias tupidas negras o por el contrario unos pantalones de pitillo a juego con tu vestido camisero, en unción de la época del año.

Un detalle muy importante que debes tener en cuenta es que si optas por unos pantalones, es mejor que tu vestido sea corto, ya que uno demasiado largo puede estropear tu look. Lo mejor de todo es que se trata de una prenda que puedes lucir tanto en invierno como en verano, siempre y cuando los colores y los diseños guarden armonía con esa determinada estación del año.

Durante el verano, tu vestido camisero es cómodo y práctico, mientras que cuando comience a refrescar puedes optar por incorporar a tu estilismo una chaqueta, o si el vestido lo permite puedes ponerte debajo una camiseta a juego para protegerte del frío y del viento.

Como ves se trata de una prenda que permite cientos de posibilidades, aunque es importante tener en cuenta los colores y los estampados del vestido para no estropear tu look. Recuerda que un estampado es mejor con una camisa lisa de un solo color, mientras que si tu vestido es de un solo y discreto color, puedes darle más vida con el resto de prendas o accesorios.