Consejos para combinar una camisa blanca
Aprender a vestirse con elegancia implica poner más atención a los detalles y también contar con los accesorios adecuados, y uno de estos es sin lugar a dudas, la camisa blanca, una de las prendas imprescindibles en nuestro fondo de armario y que dependiendo de cómo la lleves puedes conseguir diferentes looks. Toma nota de los siguientes consejos para combinar una blusa o camisa blanca:

– Al ser de color blanco puede transparentar y dejar ver tu cuerpo en muchas ocasiones, así que úsala correctamente para no dar una idea equivocada. Por ejemplo, llevar una que deje ver mucho no es apta para ir a trabajar pero sí te puede dar un toque muy sensual para salir por la noche.

– Una de las cosas básicas para vestir este tipo de prendas es llevar el color de sujetador adecuado. Cada vez que te pongas una camisa blanca debes llevar un sujetador en tonos beige ya que éstos se asemejan al color de la piel y no transparentará.

– Combinar con colores es sencillo ya que puedes llevarla tanto con falda como con pantalones negros, plomos y azules.

– Para evitar que luzcan apagadas debes combinarlas con accesorios llamativos y en colores intensos, como pulseras, collares, carteras o zapatos en rojo, marrón, negro, amarillo, etc.

– Dependiendo del tipo de corte o modelo, las blusas blancas se pueden llevar casi con todo. Con unos vaqueros forman una pareja perfecta siempre y cuando el diseño sea un camisa manga larga o corta, o un corte ancho, tipo campesina con escote bote.

– Si tiene cuello alto y es de escote pronunciado puedes combinarla con maxi faldas, pantalones y capris dependiendo del momento. Si tiene cuello de cinta o bobos en el pecho, podrás llevarla con faldas rectas o tubo y vaqueros con botas.