Cómo vestir si eres la madrina en un bautizo
Hace un par de meses os daba unos consejos para elegir ropa para un bautizo y hoy me gustaría hablaros también del vestuario para un bautizo, pero en este caso teniendo en cuenta que serás la madrina. Casi todas las mujeres tienen dudas a la hora de vestirse para un bautizo cuando van a ser las madrinas. Eso básicamente se debe a que no quieren ir sencillas como cualquier otra invitada pero tampoco demasiado elegantes ya que un bautizo viene a ser un evento más o menos informal.

Así pues, te daré unos cuantos consejos de estilo para que puedas ser la madrina mejor vestida en cualquier época del año. Los repartiré entre estaciones para que elegir el vestuario sea mucho más cómodo. Toma nota:

- Primavera – Verano: La tela de la ropa que elijas tiene que ser finita y suave para evitar el calor, que en esta época del año ya suele hacerlo. Lo más normal sería que llevaras un vestido, y el largo ideal es hasta las rodillas ya que los bautizos siempre son de día. Elige un diseño formal pero no muy elegante ya que el acto no lo requiere, evitando lentejuelas y todos esos detalles demasiado festivos, aunque sí puedes llevar, por ejemplo, un clutch que las tenga. Los colores pastel, blancos o tierras son los más adecuados, y puedes elegir diversos estampados aunque el floral será una apuesta segura. No te pongas colores demasiado llamativos ni sobrecargues tu estilismo con demasiados complementos.
Cómo vestir si eres la madrina en un bautizo
- Otoño – Invierno: También puedes llevar un vestido de cóctel, tanto por las rodillas como largo, eso ya dependerá del clima y de si es por la mañana (corto) o por la tarde (largo). Los colores neutros son una apuesta segura, al igual que la gama de los tierra como el beige o el marrón. Combina el vestido con un chal o chaqueta para poder protegerte del frío cuando caiga la tarde. Si no quieres llevar vestido, un pantalón de vestir te quedará genial si lo combinas con una blusa y algún que otro complemento. La blazer será una opción ideal para rematar el look.