Cómo vestir para ir a una boda
Muchas son las veces en las que, cuando nos invitan a una boda, no sabemos que ponernos ya que siempre está el miedo de ir bien o no, de coincidir con otras invitadas en el mismo modelo o de que la ropa no sea la adecuada para el día que hace, la hora que es o el tipo de fiesta que vaya a celebrarse después de la ceremonia. Toma nota sobre los siguientes consejos sobre cómo vestir para ir a una boda:

– Si es una boda informal de día, la mejor opción es ponerte un vestido corto o un conjunto. Algo similar a lo que te puedas poner para ir al trabajo un día que tengas algo importante.

– Si es una boda informal por la noche, lo mejor es que te pongas un vestido de cóctel.

– Las bodas semi-formales que son durante el día aceptan igual que las informales tanto un conjunto como un vestido corto, pero en esta ocasión que sea algo más elegante que lo que puedas llevar a la oficina en una día importante.

– Si la boda semi-formal es por la noche te irá muy bien también el vestido de cóctel.

– Las bodas formales son las que más quebraderos de cabeza suelen dar, y aunque en casi todas te “recomendarán” qué llevar al ponerlo en la invitación, lo mejor es un vestido corto o un conjunto acompañado de un sombrero y/o guantes. Te dará un toque muy elegante.

– Para bodas formales por la noche, lo mejor es un vestido largo o corto de cóctel y que sea negro, ya que la elegancia será lo primordial. Acompáñalo con algún collar o complemento especial que le pegue al vestido que has elegido.

– Si la boda es el no va más de la formalidad y la etiqueta es exigida, la mejor elección es un vestido largo en color negro y accesorios muy elegantes como pieles o diamantes. Estos accesorios está claro que no son para todos los bolsillos, pero hay algunos lugares que te los alquilan para ocasiones especiales.