Cómo ponerse un pareo
Dentro de muy poquito comenzaremos a ir a la playa, seguramente alguna haya ido ya, y uno de los complementos que nunca pasarán de moda para ir a la playa es el pareo. Imprescindible en primavera-verano, queda de lujo si te lo sabes poner pero te puede traicionar si no sabes cómo llevarlo. No a todas nos queda igual y conviene que te lo pongas teniendo en cuenta la forma de tu cuerpo, así que toma nota de estos consejos para ponerte un pareo:

– Si eres de caderas anchas, como mejor te quedará será a la altura de la cintura y anúdalo delante o detrás. No te lo pongas a la cadera y lo anudes en un lateral, si haces eso lo único que conseguirás es darle más volumen a tus caderas.

– Si tienes poco pecho te quedará genial si te lo pones alrededor de esa zona, justo a la altura de las axilas, haciéndole un nudo al frente para que tu pecho parezca tener más volumen.

– Si tienes los hombros caídos ponte el pareo de forma asimétrica y deja el nudo sobre uno de los hombros. En primer lugar, ajusta el pareo al pecho y deja que un lado sea más largo que otro. Después pasa los dos extremos por debajo de los brazos y deja pasar un poco más de tela para el lado donde vas a anudar sobre el hombro.

– Si tienes algo de barriguita te quedará genial si lo llevas como si fuera un vestido. Para ponértelo, haz como con la toalla al salir de la ducha, es decir, cubre la espalda y tráelo al frente. Cruza los dos lados en la zona del pecho y hazte un pequeño nudo en la nuca.

Como ves, sea como sea tu cuerpo podrás ponerte el pareo. Intenta hacerlo siempre de lamanera que mejor vaya contigo. Y tú, ¿tienes algún otro truquito para ponerte el pareo?