Cómo lucir unos pantalones de pitillo
Parece que a algunas prendas no les afecta el paso del tiempo y los continuos cambios de la moda. Este es el caso de los pantalones de pitillo que eran un básico en los armarios de nuestras madres y ahora también lo son en el nuestro.

El único inconveniente de estos pantalones es que no favorece a las mujeres con caderas exuberantes. En cualquier caso, se puede disimular ese pequeño efecto visual con una camiseta o blusa extra grande, de esas que tanto se llevan esta temporada.

Aunque los pantalones de pitillo también ayudan a estilizar la silueta de las chicas más delgadas y con pocas curvas, y resaltar el calzado de cualquier tipo, ya sean botines, botas, bailarinas o sandalias. El efecto es simplemente perfecto y en cualquier época del año.

Son unos pantalones tan versátiles que se pueden combinar con una gran variedad de prendas y modelos, e incluso conseguir estilos tan diferentes e ideales para acudir a tu trabajo, a la universidad, a tomar unas copas con tus amigas o a una cena romántica con tu pareja.

Los pitillos de colores son una alternativa interesante para aportar un toque original y atrevido a nuestro look. Si tienes dudas sobre cómo combinar estos modelos, prueba a lucirlos con una blusa corta a juego con el color del pantalón, y unos zapatos de tacón alto.

Los pitillos de color negro también puedes utilizarlos con detalles tan fashion como un sofisticado chaleco negro y un elegante sombrero, como hacen las celebrities más estilosas. Verás que el resultado es perfecto para lucir en esas ocasiones especiales donde quieres apostar con un look diferente y más atrevido. Para diario unos pitillos vaqueros, unas botas altas y una blusa o camiseta oversize te darán el toque perfecto, ese un estilo urbano, moderno y casual que estás buscando.