Combinar un vestido negro de cocktail
En el fondo de armario de toda mujer, tenga la edad que tenga, no debe faltar un vestido negro de cocktail de corte sencillo, imprescindible para poder recurrir a él en múltiples ocasiones y que parezca que estamos de estreno en todas ellas. La clave está en cómo lo combines, así que los accesorios serán muy importantes para conseguir diferentes looks con un vestido negro de cocktail. El resultado siempre será acertado: una imagen elegante e impecable. Además, de acuerdo al corte y tejido, este vestido puede ser útil durante todo el año combinándolo con diferentes accesorios y complementos.

Uno de los modelos de vestidos negros más básico puede ser uno que tenga el cuello redondo o barco, un sutil y favorecedor fruncido en la cintura y de largo a la altura de la rodilla, tendrás una prenda básica que te durará muchos años y que podrás combinar para multitud de ocasiones. Te propongo dos de ellas:

- Para un evento de tarde o noche: apuesta por un color sofisticado y discretamente llamativo como el verde esmeralda, morado, rojo intenso, etc., y elígelo para calzado y accesorios. Unos pumps o zapatos de salón en ante resultan ideales, clásicos y elegantes, pero a la vez con un toque muy actual. El infaltable clutch debe ser el bolso que elijas, así como joyas con piedras; un anillo de tamaño XL y pendientes serán suficientes para completar tu look.

- El look “Audrey Hepburn” en Desayuno con Diamantes: Es la combinación más sobria, elegante y atemporal que podemos hacer tomando como base un vestido cocktail negro. Para el calzado, elige sandalias negras de tacón (otro básico de armario que no puede faltar). Los guantes largos negros eran otra característica del look de la actriz; tú puedes optar por un modelo similar o por la comodidad de otros más cortos, siempre con un femenino detalle como el lazo. Las perlas son joyas clásicas que no pasan de moda, así que rescata del joyero de tu madre o abuela, una pieza vintage: pendientes y collar.