Combinar un corpiño
Seguro que muchas de vosotras os habéis encontrado en más de una ocasión, en los comercios de las firmas de moda y de los diseñadores más importantes, unas prendas de lo más peculiares y sorprendentes, tan sólo destinadas a determinadas ocasiones. Y un buen ejemplo de esto son los corpiños, unas piezas nada aconsejables para nuestro día a día en la oficina,y aunque no es una de mis prendas favoritas hay que reconocer que en función del diseño en cuestión puede incluso resultar favorecedor para ir de fiesta.

Si en tu fondo de armario tienes alguna prenda de este tipo y no sabes con qué puedes combinar tu corpiño para sacar tu lado más sexy y atrevido, pero sin llegar a parecer vulgar, será mejor que pongas en práctica los siguientes consejos para conseguir un estilismo perfecto para las noches de fiesta con tus amigas.

Un posible estilismo para lucir esta prenda es apostar por unos jeans de pitillo. El truco para lucir un corpiño es combinarlo con un pantalón, que es la propuesta más adecuada y que más favorece. Un look interesante es elegir unos pitillos vaqueros con unos botines de tacón alto, y como complemento unos pendientes largos y el cuello desnudo. Aunque si prefieres también puedes sustituir los pendientes por una gargantilla, lo importante es no excederse.

Hay que tener en cuenta que los corpiños son piezas muy sensuales y llamativas, además de muy recomendables para las chicas con poco pecho. Por lo tanto conviene no exagerar con el resto de las prendas de ropa, para acertar con los complementos te recuerdo que no debes recargar demasiado tu look. Apuesta por la sencillez, por ejemplo con el cuello desnudo, es este sentido la sobriedad resulta mucho más correcta que lucir demasiados accesorios y brillar más que un árbol de Navidad.