Combinar pashminas
Las pashminas son uno de los complementos más interesantes que puedes comenzar a llevar en esta fecha, especialmente cuando comienza a hacer algo de frío ya que no te abrigan tanto como las bufandas pero sí que te dan un poco de calor cuando comienza a refrescar. Además, en muchos lugares se utilizan también para proteger del sol, así que son un complemento muy versátil.

Una prenda que es una tendencia y que te quedará genial tanto en un look informal como en otros más elegantes, lo más importante es elegir un diseño acorde a las demás prendas que vas a llevar y ya está. Toma nota de estos consejos para combinar pashminas y poder conseguir diferentes looks:

- Si te la quieres poner para un evento por la noche, la mejor elección probablemente sea una pashmina de seda ya que su corte suele ser moderado pero lo suficientemente largo como para poder quedarte genial con cualquier vestido. El color ha de ser siempre uno o dos tonos por encima que el del vestido.

- Para una ocasión más modesta, como una salida de día a un entorno rural o un paseo por la ciudad apuesta por una pashmina corta en colores tierra o blanca con detalles en tierra.

- Las pashminas metalizadas son unas de las más utilizadas, y es que quedan perfectas en distintos looks. Puedes llevarlas tanto con un vestido de noche (preferiblemente largo) como con unos vaqueros y una camisa o blusa. Son unas de las más versátiles.

- Lo ideal es que la pashmina envuelva por completo tu parte superior, aunque cuando la llevas con algún vestido siempre suele llevarse un poquito más suelta para que se vea bien el vestido. Sin embargo, es una prenda que también puedes llevar a modo de bufanda si la llevas en looks casuales.