Combinar pantalones de colores
Ya falta cada vez menos para la llegada de la primavera y del ansiado verano, y poder empezar a disfrutar de los cálidos rayos del sol, broncearnos en la playa y lucir las prendas que nos hemos comprado y que nos morimos de ganas de estrenar.

Una de las tendencias imprescindibles de esta temporada es el color, el clásico por excelencia que en verano inunda nuestros armarios y devuelve energía y optimismo a nuestro look diario. Los pantalones de colores de este verano tampoco faltarán en nuestro ropero, aunque para lucirlos correctamente debemos saber combinar los colores para no parecer recién salidas del circo.

El verde es uno de los colores más difíciles de combinar, por regla general lo mejor es optar por un verde seco o un verde petróleo, aunque el blanco, el fucsia y el amarillo también pueden favorecer. Sin embargo, a la hora de mezclar colores hay que tener siempre en cuenta que existe una gran variedad cromática de tonos y cuanto más claros sean más fáciles serán de combinar.

En el caso del azul las posibilidades son muy sencillas, el blanco es siempre la alternativa más adecuada, aunque si el azul es oscuro también podemos optar por un rosa fucsia o un lavanda. Si te van los looks más atrevidos para no pasar desapercibida y eres una enamorada de los pantalones rojos, te aconsejo que apuestes por el blanco, el negro y el gris.

Los rosas también son difíciles de lucir, en este caso el blanco es nuestro mejor aliado, pero no te recomiendo en absoluto combinar este color con otro tono de la misma gama, puedes terminar pareciendo un postre de fresa, además sólo conseguirás un estilo muy infantil y cursi.

Otro pantalón clásico del verano es el blanco, que representa la pureza y que admite cualquier tipo de color por estrambótico o llamativo que sea. Otro buen ejemplo son los jeans que son muy fáciles de combinar. Sin embargo en el caso de los pantalones negros, siempre es aconsejable apostar por tonos claros para no conseguir un estilismo demasiado lúgubre.