Combinar lunares
A medida que nos acercamos a la primavera comienzan a subir las temperaturas, los días empiezan a ser más largos, el sol brilla con más fuerza, y los árboles y los campos nos obsequian con unas maravillosas y pintorescas flores que nos recuerdan que la época invernal ha pasado, y con ella las inclemencias climáticas y las prendas con las nos resguardamos del mal tiempo. El resultado: nuestro armario rebosa alegría, optimismo y color, con prendas mucho más pequeñas, tejidos ligeros y livianos y escotes de lo más atrevidos.

En la temporada primavera-verano uno de los grandes protagonistas es el color, con piezas de lo más sugerentes que nos animan a lucir nuestro bonito bronceado. Los estampados más característicos de la primavera suelen son los detalles y adornos florales, aunque tampoco debemos olvidar uno de los más típicos y representativos de la cultura andaluza, que muy a menudo es protagonista de esos maravillosos vestidos de sevillanas. Como seguro te estás imaginando, me estoy refiriendo a los lunares.

Combinar lunares
Se trata de un estampado muy colorista y pintoresco que debemos combinar con cuidado para no recargar en exceso nuestro look, así que mi consejo es que para acertar con los lunares, apuestes por prendas minimalistas y sencillas. Si escoges un vestido de lunares, el resto de tus complementos debe ser sobrio, y lo mismo sucede al combinar cualquier otra pieza de ropa con este característico diseño, en el que deberás optar por los colores monocromáticos y las formas sencillas.

Este tipo de estampados es siempre una apuesta interesante ya que nunca pasan de moda, una tendencia que podemos lucir en cualquier ocasión y época del año, ya sea en invierno para dar un toque de alegría a la época invernal, como en primavera-verano y lucir bronceado.