Combina tu vestido rojo para una boda
En post anteriores te hemos explicado los diferentes estilos a la hora de escoger un vestido de novia, pero si eres una invitada en lugar de la protagonista del feliz acontecimiento, también debes escoger con sumo cuidado el diseño más apropiado, sobre todo si eres un familiar muy próximo a la novia y juegas un papel destacado en el acontecimiento.

Y es que para cualquier evento social como una comunión, un bautizo o incluso una importante reunión de negocios, tu aspecto será determinante, por eso conviene que tengas en cuenta las últimas tendencias de moda antes de elegir tu vestido definitivo.

Si eres una mujer atrevida y arriesgada a la que le gusta llamar la atención tu look perfecto será el vestido rojo intenso, tan de moda esta temporada. Este tipo de prendas siempre son el centro de todas las miradas, pero asegúrate que escoges el más favorecedor y que no te excedes con los complementos.

Si decides optar por este color, asegúrate que tus complementos como los zapatos y el bolso son discretos, además evita lucir demasiados accesorios, es decir si llevas unos pendientes deslumbrantes no hace falta que exageres tu look añadiendo un collar.

Algunos colores para combinar estos vestidos son el negro, dorado, plateado el nude, es decir el color piel. En cuanto al maquillaje, es muy importante optar por tonalidades más suaves y no arriesgar, ten en cuenta que el rojo es un color muy llamativo y con un maquillaje intenso el look puede resultar un auténtico desastre.

Si vas a un centro de estética para que te maquille un profesional coméntale el color y el tipo de vestido que vas a lucir, así te propondrán el maquillaje más adecuados para la ocasión. Si en cambio te lo haces tú misma, opta por los tonos nudes o los suaves colores tierra.

Una buena alternativa es dar un toque rojo en tus labios mientras conservas una mirada muy natural que prácticamente parezca que no estás maquillada. Si pones en práctica estos consejos verás como luces un look que no dejará indiferente a nadie, eso sí recuerda que la protagonista es la novia, porque tu vestido rojo seguro que acapara muchas miradas.