Colección Prada primavera-verano 2011
La firma de ropa Prada es icono por excelencia del buen gusto, la elegancia y la exclusividad, gracias a unas piezas tan sólo al alcance de unos pocos bolsillos que pueden permitirse este lujoso capricho. Al ver la colección, uno de los detalles que más sorprenden es la gran variedad de colores fuertes y divertidos que son protagonistas de estas piezas de ropa. Tonalidades como el naranja fucsia, el azul marino y el verde oliva animan unas tendencias con un toque de lo más atrevido, cargado de optimismo y buen humor que no puede faltar en ningún armario de verano.

Prada nos envuelve con unos vestidos con formas rectas y minimalistas de inspiración retro que se adaptan a la perfección a todas las siluetas femeninas y que combinados con unas sandalias de tacón alto y plataforma conseguimos estilizar nuestra figura y explotar nuestro lado más salvaje y osado. Los estampados, las rayas y los diseños imposibles se cuelan en las propuestas de esta temporada para conseguir un estilo muy peculiar, que nos invita a tomarnos la moda de una manera mucho más divertida.

En la colección incluso tiene cabida el estilo mariachi, son unos rocambolescos sombreros de rayas multicolores. Aunque por supuesto no pueden faltar las piezas más sobrias y clásicas para aquellas chicas que prefieran lucir un look más discreto y sencillo, con vestidos largos y de inspiración lencera, en tonos negros y formas rectas. Algunos con escotes de vértigo y en forma de V, otros de cuello redondo y a la altura de la rodilla para conseguir ese clásico look de ejecutiva agresiva.

Al ver las tendencias de Prada para esta temporada primavera-verano 2011, entendemos una vez más por qué la diseñadora continúa siendo uno de los principales referentes en el mundo de la moda, con unos modelos que desprenden buen gusto y lujo.