Colección Dior primavera-verano 2011
Christian Dior es uno de los modistos más importantes de todo el mundo. Un símbolo de la elegancia y de la feminidad en estado puro, cuyas piezas de ropa terminan por convertirse en tendencias imprescindibles que marcan un antes y un después en esta versátil industria.

Sus propuestas para esta temporada dejan muy claro por qué es uno de los diseñadores de moda más emblemáticos. En la colección femenina destacan el color y los estampados como los grandes protagonistas, todo lo contrario que en las propuestas masculinas, donde gobiernan los tonos oscuros y monocromáticos.

Las piezas de ropa de mujer tienen una interesante paleta de colores con las que alegrar las tardes de verano, mientras disfrutamos de unos cálidos rayos de sol en la terraza de cualquier playa. Una colección perfecta para la época estival, vestidos en versión mini, con originales y atrevidos diseños, además de unas formas asimétricas con espectaculares escotes.

Las piezas de ropa de Dior tienen una amplia gama cromática, tales como el rosa fucsia y el azul marino, un clásico que no puede faltar esta temporada. Este color se combina a la perfección con el blanco, otra tonalidad fundamental en las propuestas veraniegas. Las chicas supersticiosas será mejor que se olviden de algunas prendas de Dior, entre ellas un llamativo y original vestido de color amarillo chillón.

En cuanto a los materiales destacan los tejidos ligeros y vaporosos, con estampados florales, típicos en esta época veraniega con los que conseguimos un look perfecto tanto para acudir a la playa, como para ir a tomar algo con nuestras amigas o a cenar en compañía de nuestra pareja.

Para completar la colección de Dior de esta temporada primavera-verano 2011 tenemos chubasqueros y parkas en cuero nobuk, y en tono blanco y marinero. Así estaremos preparadas ante cualquier posible cambio meteorológico, pero sin perder el estilo y el buen gusto.