Colección Desigual otoño-invierno 2016-2017
Las mujeres a las que les gustan las prendas de vestir poco convencionales y decir adiós a los aburridos tonos apagados que se suelen utilizar en los días más fríos tienen una buena opción en los diseños que ha lanzado la firma Desigual para este otoño-invierno 2016-2017. Una temporada en la que se propone una colección llena de color y con las líneas habituales y tan características de la marca.

La colección

Dentro de las propuestas de Desigual para este otoño-invierno 2016-2017, destacan los vestidos de los que ha lanzado una amplia gama en los que predomina el color y los estampados de líneas geométricas y que mezclan motivos en tonalidades más vivas.

Y, aunque la firma es conocida por su gran colorido, lo cierto es que el gris y el negro son muy utilizados como base para las prendas, que luego se llenan de diferentes tonalidades. Por supuesto, también hay modelos más clásicos que combinan negro, gris y blanco y aquellos en los que estos tonos desaparecen por completo, creando toda una explosión de color. Dentro de las siluetas, figura por ejemplo el pichi.

Colección Desigual otoño-invierno 2016-2017
En las camisetas, Desigual sigue la misma tendencia en cuanto al color, aunque se apuesta por un elenco más amplio de tonalidades. En cuanto a los estilos, se pueden encontrar de tirantes, manga larga y manga corta, que se pegan más al cuerpo femenino o bien son más holgadas en la parte inferior como si se llevase un canesú.

Las camisas y blusas son una mezcla clara de tendencias en las que los estampados conviven con estilos más clásicos que toman como base la típica camisa blanca a la que se le añaden pequeños motivos de colores en zonas estratégicas como los laterales o la zona inferior de la prenda.

Para los días más fríos, Desigual propone dentro de su colección desde los plumas estampados a los cardigans grandes en escala de grises o los abrigos de cuadros. Más juveniles son las propuestas que combinan el denim con paños estampados y de colores. Una combinación que también se encuentra en las faldas, mientras que los pantalones se ajustan a la silueta femenina y se incide en los leggins. En ambos casos, no faltan los estampados y, por supuesto, los colores.