Capas y ponchos siguen de moda en 2014
Las capas y los ponchos parece ser que son una de esas prendas que han llegado para quedarse en nuestro armario. En los últimos años nos hemos acostumbrado a verlos colgados de los percheros de algunas tiendas pero, reconozcámoslo, en la calle tampoco había demasiados. Eso hasta este año, en el que han tomado la calle y, especialmente las capas, se han convertido en uno de los imprescindibles de la temporada de invierno.

También es cierto que en este tiempo que se han ido introduciendo en el mercado las capas y los ponchos han ido evolucionando y hoy podemos encontrar estas prendas de los más variados estilos y para prácticamente todos los gustos. Los ponchos se identificaron en un principio con la cultura indígena y éramos más bien reacios a dejarnos ver con una de estas prendas en la calle. Fueron perdiendo colorido al tiempo que ganaban adeptos y se convertían en una de las prendas preferidas para hacer frente a las bajas temperaturas.

Lo mismo ha ocurrido con las capas, pero a la inversa. Una prenda propia del siglo XIX poco podía hacer en nuestros armarios. Así fue que se fue actualizando dando lugar a un imprescindible. Se acortó de manera considerable, porque solía llegar a los tobillos. Ahora apenas llega a la cintura y cuenta con amplias y cómodas mangas que nos permiten una libertad de movimiento de lo más amplia.

Capas y ponchos siguen de moda en 2014

Variedad de telas

Los colores se actualizan y frente a las clásicas capas negras podemos encontrarlas en prácticamente toda clase de colores, al igual que de telas. La lana sigue siendo prioritaria, no en vano es uno de los tejidos más calientes que podemos encontrar, pero en esta temporada también hay capas confeccionadas con tela de gabardina.

La tendencia de las capas ha llegado a tal punto que los grandes diseñadores han visto el potencial de esta prenda y no han dudado en introducirla en sus colecciones y ya nos hemos acostumbrado a verla en la pasarela.