Calzado de cuña
¿Quién ha dicho que comodidad, elegancia y tacones altos no pueden ir juntos? los zapatos de cuña son el ejemplo perfecto para demostrar que el calzado más sofisticado y femenino no tiene que ser incómodo y causarnos un insoportable dolor de pies.

Soy una enamorada de los zapatos, botines o botas de cuña, una de las mejores propuestas para lucir un tacón alto de la manera más cómoda posible, además están muy de moda últimamente. Un calzado que ha sido protagonista de las pasarelas más internacionales y entre los diseñadores más importantes y vanguardistas de todo el mundo que nos recuerdan una vez más cuáles son las tendencias de rabiosa actualidad.

Un clásico de los años 50 que vuelve a las estanterías de los comercios de moda con distintos estilos y modelos perfectos para cada ocasión. En verano son una idea muy interesante para ir a la playa sin perder ese atractivo femenino que a cualquier mujer le gusta desprender, divina incluso para broncearte bajo los cálidos rayos del sol.

Mientras que en invierno, puedes apostar por unos cómodos botines de tacón de cuña tanto para diario, como para salir de fiesta con tus amigas, puesto que cualquier ocasión es buena para lucirlos. Aunque lo mejor de este calzado es que resulta muy fácil de combinar, ya sean pantalones, vestidos, shorts o faldas.

Me gusta especialmente porque es un calzado muy confortable para enfrentarte a la rutina del día a día, y sobre todo para las mujeres que pasan unas cuantas horas de pie. No soy muy amiga del tacón alto, pero con los zapatos de cuña me resulta mucho más fácil andar, aportan más seguridad y confort.

Aunque como siempre, dentro de este modelo existen diferentes estilos, algunos tacones son mucho más finos que otros. Mi recomendación como siempre es apostar por un tacón de cuña ancho, los hay muy femeninos y elegantes, sólo tienes que saber buscar.