Prendas de otras temporadas, la solución más económica
A todas las mujeres les gusta ir de tiendas y estrenar nuevos conjuntos, pero en tiempos de crisis la mejor opción para que no tiemble tu bolsillo es combinar prendas de la temporada pasada. De este modo, conseguirás ahorrar un poco de dinero pero sin renunciar a estar guapa y a la moda.

Con la llegada del otoño salen a la venta todas las tendencias de la temporada y las apuestas de los diseñadores, pero después de las vacaciones de verano y con las fiestas navideñas tan cerca no conviene caer en la tentación y gastarse un dineral para lucir las prendas más modernas.

El truco es recurrir a las prendas básicas que toda mujer tiene en su armario y que nunca pasan de moda. Los vaqueros, las camisas blancas, pantalones negros, la chaqueta americana o el vestido negro, entre otras prendas, son la solución perfecta. Estos conjuntos combinados con algunos complementos nuevos como un bolso, un cinturón o unos zapatos darán un aire nuevo a tu aspecto.

Esta es la ocasión perfecta para sacar tu lado más creativo y dar un toque personalizado a tu ropa. Por ejemplo puedes añadir un lacito a tu camiseta favorita o unas lentejuelas a tu bolso de noche, con estos sencillos detalles tu ropa parecerá nueva.

Otra prenda sencilla y barata que no debes olvidar esta temporada son los fulares, otra apuesta que nunca pasa de moda. Los puedes encontrar en varios colores, estampados o en un solo tono. En tu armario tampoco puede faltar el chaleco, puedes adaptarlo a tu estilo y lucirlo con la clásica camisa blanca y con vaqueros para conseguir un look más urbano. Otra posibilidad es combinarlo con un pantalón más de vestir, unos taconazos y un bolsito de lentejuelas, y estarás perfecta para salir de fiesta con tus amigas.